Los desafíos de superar tus propios límites

19 febrero, 2018

Muchas personas se quejan de los desafíos a los que enfrentan en la vida. La batalla comienza en los primeros días de vida, cuando se aprende a gatear y luego a caminar. Pero después de eso, siempre uno se enfrenta a batallas mucho mayores. Hay dos clases de personas: aquellos que enfrentan a nuevos desafíos en la búsqueda de logros y aquellos que creen que no se necesitan grandes desafíos.

Primero, hablemos de las personas que, al ver un problema, prefieren correr en la dirección opuesta. Este tipo de gente evita los desafíos. Y, si es posible, los esquivan como haría Muhammed Ali con un oponente, con gran habilidad. Evitar problemas es su gran especialidad.

Por otro lado, tenemos aquellos que aceptan los desafíos. Y no buscan problemas, sino que los aceptan (porque siempre surgen problemas). Y saben que a través de un buen desafío, al final siempre encuentran a alguien maduro, mejorado y experimentado: nosotros mismos. Personas que entienden que el crecimiento requiere un grado mínimo de incomodidad. Y, después de un breve período de lucha, viene el momento de paz y acomodo. Así es el camino del aprendizaje.

chica haciendo pesas

Pero hablemos de artes marciales: ¿cuál de los dos tipos de personas disfrutaría de los beneficios del entrenamiento? La respuesta correcta es: ambos. Bueno, es bastante simple. Al que le encantan los desafíos, un arte marcial representa una batalla diaria por la autoconciencia. Uno supera muchos retos para hacerse más fuerte. El objetivo no es vencer a los oponentes, sino superar los límites diarios. Muchas personas aún no conocen su propio potencial hasta que comienzan a practicar un Arte Marcial.

entrenamiento artes marciales

Uno puede descubrir qué tan lejos puede llegar en la búsqueda de su mejora, y la manera de superar las propias limitaciones. Pero ¿qué pasa con los que evitan los desafíos, cuál es la recompensa por ellos? Todo. Porque exponerse a lo que temen es una de las mejores formas de superar su debilidad. Esto sucede porque la sensación de superación no está disponible para aquellos que nunca han buscado desafíos. Al crear autoestima y ponerla en practica, sucede algo que tal vez nadie dijo: se pueden lograr cualquier cosa que uno se proponga.
Además, un arte marcial se practica en un entorno controlado donde puedes ponerte a prueba todo lo que quieras. La autoestima progresará a medida que se avanza en los distintos cinturones y rangos. Hasta que uno es consciente que ha logrado más que una colección de desafíos: la derrota a sus propios miedos. Sin trofeos ni medallas.
Así pues, desafía tus límites en El Club de La Lucha Barcelona, ​​un lugar para mejorar.
by Tiago Canto
Artículos Relacionados
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *